Todo sobre la instalación de placas solares para tu comunidad de vecinos

Si es que vives en una conjunto o finca residencial y te interesa pasarte al autoconsumo solar y reducir tu factura de electricidad, probablemente pensaste que no era posible al no tener acceso a un techo propio. Esto no es correcto, ya que no solo es posible el autoconsumo colectivo en una comunidad de vecinos, sino que además está regulado y cuenta con posibles ayudas y subvenciones para promover el consumo de energía solar. 

Los paneles solares comunitarios son una excelente manera para que las comunidades de vecinos ahorren en sus facturas eléctricas y, además, reduzcan su huella de carbono. La energía solar comunitaria permite a los vecinos invertir conjuntamente en un sistema de paneles solares, compartiendo beneficios como la reducción de costos y el acceso a energía limpia.

A continuación te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre las posibilidades de instalación en tu comunidad de vecinos.  

¿Qué es el autoconsumo colectivo? 

El autoconsumo colectivo se entiende como un grupo de personas que comparten y se alimentan de una misma fuente de energía eléctrica proveniente de placas solares y que se reparten dicha energía a través de un acuerdo en común. 

Además, los participantes no pueden estar a una distancia mayor de 500m de la instalación y deben compartir los primeros 14 dígitos de referencia catastral. 

¿Cuántos vecinos deben estar de acuerdo para instalar paneles solares en mi comunidad? 

Para llevar a cabo la instalación de un sistema de autoconsumo en una comunidad o edificio sujeto a la Ley de Propiedad Horizontal, se requiere que al menos el 60% estén de acuerdo, representando además el 60% de las cuotas de participación.

Este acuerdo debe quedar registrado en las actas de la Junta de Propietarios.

Requisitos para implementar un autoconsumo colectivo 

Además del acuerdo entre vecinos, los participantes deben cumplir con los siguientes requisitos para establecer un sistema de autoconsumo colectivo:

  • Que las instalaciones generadoras asociadas a los consumidores estén conectadas a la red interior de los consumidores o unidas a través de líneas directas.
  • Estar conectados al mismo centro de transformación.
  • La distancia máxima entre la instalación generadora de energía y cada uno de los participantes debe ser como máximo 500 m medidos en proyección ortogonal en planta.
  • Que estén ubicados en la misma referencia catastral según sus primeros 14 dígitos.
  • Que todos los consumidores participantes sigan la misma modalidad de autoconsumo

Además, cada vecino debe comunicar individualmente a la empresa distribuidora, directamente o a través de la comercializadora, un acuerdo común firmado por todas las partes sobre la distribución de la energía generada por las instalaciones.

Para entender mejor el tema de la distribución de energía, pondremos un ejemplo.

Si dos vecinos están asociados a una instalación de autoconsumo en la azotea de su edificio, uno podría asumir el 60% de la producción y el otro el 40%. Por tanto, el acuerdo de distribución de energía se establece mediante coeficientes acordados entre los consumidores. Estos coeficientes definen qué porcentaje de la energía generada se asigna a cada consumidor a lo largo del día.

También, estos coeficientes pueden ser fijos o variables por hora durante el año y pueden cambiar cada 4 meses.

Modalidades de conexión en tu comunidad de vecinos

Existen dos formas de conexión eléctrica para implementar el autoconsumo colectivo, la conexión a través de red pública y la conexión directa a red interior. Te lo explicamos a continuación.

Conexión a través de red pública

Esto significa que la energía generada por los paneles solares se une a la red eléctrica general de la ciudad o el área. Esto permite que la electricidad producida por los paneles sea compartida no solo dentro de la comunidad de vecinos, sino también con el sistema eléctrico más amplio. Cuando los paneles generan más energía de la que se necesita en la comunidad, esa energía extra puede ser enviada a la red pública para ser utilizada por otros lugares, y en momentos en que los paneles no generan suficiente energía, la comunidad puede tomar electricidad de la red pública. Esto facilita el intercambio y equilibrio de energía de manera eficiente. Además, si hay excedentes, se reducirá la factura eléctrica dependiendo del valor del mismo. 

Conexión directa a red interior

La conexión directa a la red interior en una instalación de paneles solares en una comunidad de vecinos se refiere a vincular los paneles solares directamente a la red eléctrica que abastece a las casas en esa comunidad. En lugar de enviar la energía a la red pública más grande, la electricidad generada por los paneles se distribuye principalmente dentro de la comunidad de vecinos. Esto significa que la energía solar se utiliza directamente en las casas de la comunidad, reduciendo la necesidad de comprar electricidad de la red pública. Es como si la energía solar «viajara» corto trayecto desde los paneles a los hogares, contribuyendo a reducir las facturas de electricidad y aprovechando al máximo la energía generada localmente. 

¿Cuántas placas solares necesito para un edificio comunitario?

El número de paneles solares necesarios para un edificio comunitario dependerá de varios factores. Para poder determinar la cantidad de placas solares adecuadas, se debe hacer un estudio de consumo previo y un acuerdo de distribución de la energía. También se debe valorar el tamaño de la comunidad. Dependiendo de estos factores, se podrá determinar cuánta energía es necesaria producir con la instalación fotovoltaica y por lo tanto, saber cuántas placas solares se necesitarán para el edificio.

Pasos para instalar placas solares en un tejado comunitario

Antes que nada debes realizar una serie de comprobaciones para poder instalar paneles solares en una comunidad de vecinos.

  1. Definir un acuerdo entre los propietarios con un acuerdo de distribución de energía
  2. Contar con los permisos necesarios para la instalación
    1. Permiso de obra
    2. Certificado de instalación eléctrica
  3. Realizar un estudio previo a la instalación para determinar las necesidades
  4. Solicitar presupuestos y elegir a los instaladores con los que trabajarás
  5. Instalar los paneles solares

Si bien puede parecer un proceso tedioso, recuerda que en Solfy ofrecemos el servicio para cumplir con todos estos pasos. Te ayudamos a tramitar los permisos, a realizar el estudio previo y a definir tus necesidades energéticas. Además, contamos con los mejores instaladores. Estamos para ayudarte y acompañarte durante todo el camino. 

Precio de placas solares en una comunidad de vecinos

En Solfy ofrecemos una tarifa desde 7.000 euros para las instalaciones de paneles solares en tu comunidad de vecinos. Este valor incluye las garantías de los paneles, los permisos de obra, tasas, legalización, tramitación de bonificaciones municipales y subvenciones next generation.

Si quieres unirte al autoconsumo comunitario, ¡contáctate con nosotros!

Sofía Rodríguez Buñuel
Linkedin
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Solicita tu estudio solar