Cambiar Caldera de Gas o Gasoil por Aerotermia

Las calderas de gas o gasoil están siendo sustituidas por la aerotermia, un sistema de calefacción más sostenible y eficiente. Con la aerotermia se aprovecha la energía renovable del aire exterior, generando calor, refrigeración y agua caliente sanitaria. Además de reducir costes energéticos, la aerotermia no produce emisiones contaminantes. Se puede adaptar a sistemas de radiadores existentes y existen subvenciones y programas para su instalación. La aerotermia se alinea con las políticas de transición energética promovidas por la Unión Europea.

Cómo funciona la aerotermia como sistema de calefacción

La aerotermia, como sistema de calefacción, se fundamenta en una bomba de calor aerotérmica que extrae la energía térmica del aire exterior y la transfiere al sistema de calefacción de la vivienda. Este proceso se realiza mediante la compresión y expansión de un refrigerante, permitiendo absorber y liberar calor dentro del hogar.

La tecnología de la aerotermia aprovecha el calor incluso en temperaturas bajas, garantizando una fuente de energía constante y disponible durante todo el año. Una vez captada la energía del aire exterior, se utiliza para calentar agua o aire, según el sistema instalado, abasteciendo así los grifos y sistemas de calefacción, ya sea por radiadores o suelo radiante, y distribuyéndola mediante conductos a las distintas estancias de la vivienda.

Si quieres saber más sobre qué es y cómo funciona la aerotermia, te recomendamos leer nuestra guía completa.

Ventajas de la aerotermia como sistema de calefacción

Eficiencia energética y ahorro económico

La aerotermia destaca por su alta eficiencia energética, lo que se traduce en un menor consumo de energía en comparación con las calderas de gas o gasoil convencionales. Esto se traduce en una disminución significativa en la factura energética y un ahorro a largo plazo para los hogares.

Impacto medioambiental

Uno de los principales beneficios de la aerotermia es su contribución a la reducción de emisiones contaminantes. Al utilizar energía renovable extraída del aire exterior, no se generan emisiones de gases de efecto invernadero ni otros contaminantes perjudiciales para el medio ambiente. Esto ayuda a mitigar el cambio climático y a preservar nuestra calidad del aire.

Versatilidad de la aerotermia

La aerotermia no solo proporciona calefacción eficiente, sino que también puede usarse para refrigeración en épocas de calor y para obtener agua caliente sanitaria. Con un mismo sistema, los hogares pueden disfrutar de confort durante todo el año, adaptándose a las diferentes necesidades climáticas. La aerotermia ofrece una serie de ventajas significativas, como el ahorro económico, la reducción de emisiones contaminantes y la versatilidad en cuanto a los diferentes servicios que puede brindar. Esto la convierte en una opción muy atractiva a la hora de reemplazar una caldera de gas o gasoil por un sistema más sostenible y eficiente.

Aspectos a considerar al sustituir una caldera de gas o gasoil por aerotermia

Viabilidad de instalación en viviendas existentes

La instalación de un sistema de aerotermia en una vivienda existente es viable en la mayoría de los casos. Sin embargo, se deben realizar ciertas evaluaciones, como verificar que el espacio exterior sea suficiente para la ubicación de la unidad exterior y asegurarse de que la vivienda cumpla con los requisitos de aislamiento adecuados para maximizar la eficiencia del sistema. En algunos casos, puede ser necesario realizar modificaciones o mejoras en la vivienda para garantizar un rendimiento óptimo del sistema de aerotermia.

Adaptación de sistemas de radiadores existentes para utilizar aerotermia

Uno de los beneficios de la aerotermia es su compatibilidad con los sistemas de radiadores existentes en la vivienda. La mayoría de los sistemas de radiadores pueden adaptarse para funcionar con la aerotermia, lo que permite aprovechar el sistema de calefacción existente sin la necesidad de reemplazarlos por completo. Sin embargo, es importante tener en cuenta que es posible que se requiera un ajuste en la configuración de la instalación para garantizar un rendimiento óptimo del sistema de aerotermia en conjunto con los radiadores.

Comparativa de costes y retorno de la inversión a medio plazo

Al realizar el cambio de una caldera de gas o gasoil por aerotermia, es importante considerar tanto los costes iniciales como el retorno de la inversión a medio plazo. Si bien es cierto que el desembolso inicial puede ser mayor al optar por la aerotermia, es importante tener en cuenta los ahorros a largo plazo en la factura energética, debido a la mayor eficiencia energética del sistema de aerotermia. Además, es posible que existan subvenciones y programas de financiación disponibles que ayuden a mitigar los costes iniciales. En general, se estima que el ahorro energético y las posibles subvenciones contribuyen a recuperar la inversión en un período de tiempo razonable.

Te recomendamos leer nuestro post sobre Coste de la aerotermia según el tamaño y tipo de la vivienda

Legislación y apoyo gubernamental a la transición energética

La Unión Europea impulsa políticas de energías renovables alineadas con la transición hacia sistemas sostenibles como la aerotermia, promoviendo eficiencia energética y la reducción de emisiones. Además, se ofrecen subvenciones, programas de financiación e incentivos fiscales para facilitar la instalación de sistemas de aerotermia, haciendo más accesible esta transición hacia la eficiencia energética y la sostenibilidad en los hogares.

Te podría interesar nuestro post sobre Ayudas y subvenciones para la aerotermia en España

Opiniones de usuarios: ventajas y desafíos en la transición al uso de aerotermia

Las opiniones de los usuarios que han realizado la transición a sistemas de aerotermia son en su mayoría positivas. Destacan las ventajas en términos de ahorro energético, confort y reducción de emisiones contaminantes. Muchos usuarios afirman que el cambio ha sido una decisión acertada y que están satisfechos con los resultados obtenidos.

Por otro lado, algunos usuarios mencionan desafíos que han enfrentado durante la transición. Algunos de estos desafíos incluyen la adaptación de los sistemas de radiadores existentes, la necesidad de un mayor espacio en la vivienda para albergar la unidad de aerotermia y la inversión inicial requerida. A pesar de estos desafíos, la mayoría de los usuarios considera que los beneficios superan ampliamente las dificultades.

Consideraciones prácticas en el proceso de cambio a sistemas de aerotermia

  • Realizar un estudio previo de las necesidades energéticas de la vivienda
  • Elegir un equipo de aerotermia adecuado a dichas necesidades
  • Contar con un instalador especializado y de confianza
  • Tener en cuenta la viabilidad de adaptar los radiadores existentes para su funcionamiento con aerotermia
  • Realizar un presupuesto detallado que incluya el coste de instalación y los posibles ahorros a medio plazo
  • Informarse sobre las subvenciones y programas de financiación disponibles para la instalación de sistemas de aerotermia

Todas estas consideraciones son fundamentales para asegurar una transición exitosa y aprovechar al máximo las ventajas de la aerotermia como sistema de calefacción.

En Solfy, nos enorgullece liderar el camino hacia un futuro más sostenible y eficiente en el hogar. Si estás considerando cambiar tu antigua caldera de gas o gasoil por un sistema de aerotermia ¡estás en el lugar adecuado!

Con Solfy, aprovechas la energía del aire para calentar tu hogar de manera eficiente y respetuosa con el medio ambiente. Además, disfrutarás de significativos ahorros en tus facturas de energía a largo plazo.

Nuestro equipo de expertos en energías renovables está listo para guiarte en cada paso del proceso. Desde la evaluación inicial hasta la instalación y el mantenimiento continuo.

¡Contáctanos hoy!

Deja un comentario

Solicita tu estudio solar