Normativa de autoconsumo fotovoltaico en España versus otros países de la Unión Europea

La aprobación del Real Decreto 244/2019 supuso la respuesta al deseo de muchos sectores que desde hacía mucho tiempo venían demandando un mayor apoyo a las energías renovables. Entre ellas, la energía fotovoltaica para el autoconsumo, que indiscutiblemente es la mejor alternativa para que empresas y ciudadanos logren la independencia en energética.

En la actualidad, la energía solar es la fuente de energía renovable  más utilizada en la UE para el autoconsumo, siendo la mejor opción para autoabastecer a las viviendas particulares. Se estima que el 83% de hogares Europa podrían a llegar a abastecerse de energía a través de paneles solares y, de esta forma, disfrutar de su propio autoconsumo eléctrico.

España, una potencia en la instalación de energía solar

Todos los países de la UE están de acuerdo en que el autoconsumo energético basado en energías renovables es esencial para poner en marcha la transición energética. Sin embargo, las políticas y normativas de cada país europeo respecto al autoconsumo varían. Mientras que hay países que desarrollan proyectos que lo favorecen y suprimen trabas burocráticas, otros las ponen.

Dinamarca, Alemania, Italia, Bélgica y Holanda son los países del continente que más han apoyado el progreso de las energías renovables y que más instalaciones de energía solar poseen.

Por su parte, España está aumentando cada día el uso de la energía solar como fuente de autoconsumo energético. Y es que la nueva legislación ha hecho que nos acerquemos más a los países de Europa más avanzados en este sentido. De hecho, en el año 2020, España fue el tercer país de la Unión Europea que más potencia soplar ha instalado. Se han eliminado tasas, se permite una nueva compensación de excedentes, el autoconsumo compartido, el alquiler de tejados y se suprimen los límites de potencia.

Además, no debemos olvidar mencionar que generar un megavatio de energía solar en España resulta mucho más barato que en otros países del entorno. Lo que sumado a la abundancia de horas de sol al año, pone de manifiesto el enorme potencial con el que contamos. Motivo que debería ser más que suficiente para centrar todos los esfuerzos hacia un modelo basado en la energía fotovoltaica y en otras fuentes renovables. Y es que, obviamente, los beneficios serían enormes, tanto para el medio ambiente como  para la dependencia del exterior.

Te interesa: Consejos para aprovechar al máximo la energía solar

Autoconsumo solar en Alemania

Alemania es uno de los líderes mundiales en producción de energía solar. Su normativa asegura a los productores una retribución a plazo fijo por los excedente que viertan a la red general durante 20 años y un sistema de subasta para los grandes productores, lo que ha sido determinante para la evolución del sector.

Autoconsumo solar en Italia

Junto con Alemania, Italia es otro de los mayores productores mundiales de energía solar, contando con más del 20% de toda la potencia instalada en Europa. El país cuenta con varios incentivos para favorecer este tipo de instalaciones. Sus políticas están dirigidas a acabar con el carbón para 2030 y a que, para entonces, la mitad de la energía del país sea renovable.

Autoconsumo solar en Francia

Actualmente, las energías renovables en Francia disfrutan de beneficios fiscales, préstamos sin interés para la inversión, subsidios y una política de vertido de excedentes a la red. Además, el gobierno tiene previsto realizar una inversión de 71.000 millones de euros en renovables antes de 2028.

Autoconsumo solar en Portugal

Aunque, hasta no hace mucho, Portugal no contaba con planes de apoyo que fomentaran la producción de energías renovables, recientemente se ha puesto en marcha el plan “Roteiro para a Neutralidade Carbónica 2050”. Un ambicioso proyecto que busca abastecer el 80% de la demanda de electricidad con energías limpias y de electrificar el 65% de la economía portuguesa para el año 2050.

Solicita tu estudio solar