Energías limpias: la mejor opción para un futuro sostenible

La preocupación por el medio ambiente y la necesidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero han causado que el interés por las energías limpias sea cada vez mayor. Las energías limpias, también conocidas como energías renovables, son aquellas que se obtienen a partir de fuentes naturales y sostenibles, sin agotar los recursos ni dañar el medio ambiente. Existen varios tipos de este tipo de energías, cada una con sus características, beneficios y desventajas, además de su importancia en la construcción de un futuro más sostenible y amigable con el planeta. 

¿Qué son las energías limpias?

Las energías limpias son aquellas fuentes de energía que no generan emisiones significativas de efecto invernadero, ni de otros contaminantes, durante su generación o uso. Estas fuentes de energía se basan en recursos naturales que son abundantes en la naturaleza y se renuevan constantemente. Esto los hace sostenibles a largo plazo y los diferencia de los combustibles fósiles. Los combustibles fósiles, como el petróleo o el carbón, emiten grandes cantidades de dióxido de carbono que es muy perjudicial para el planeta, además de ser finitos. Las energías renovables son una gran alternativa respetuosa con el medio ambiente y contribuyen a la mitigación del cambio climático. 

¿Qué tipos de energías limpias existen?

Existen varios tipos de energías que son consideradas limpias o renovables debido a su baja o nula emisión de gases de efecto invernadero. Estas son algunas de ellas:

Energía solar

Una gran opción de energía renovable es la conocida como energía solar fotovoltáica. Esta energía, como bien dice su nombre, se obtiene a través de la radiación solar. Esta se captura a través de paneles solares y es convertida en electricidad. Una de las grandes ventajas de la energía solar es que el sol está disponible en todo el planeta e incluso, actualmente, existen baterías para almacenar la energía solar en días nublados o por la noche y así seguir utilizándose. Los paneles solares se pueden instalar tanto en tejados de casas particulares, como en tejados industriales y plantas solares a mayor escala. Otra gran ventaja que tienen es que no producen ningún tipo de emisión contaminante durante su funcionamiento. Si quieres saber más sobre las ventajas y desventajas de la energía solar y cómo la puedes utilizar, entra aquí.

Energía eólica:

La energía eólica se genera a partir del viento. Para poder obtenerla, se necesitan aerogeneradores que capturan la energía cinética del viento y la convierten en electricidad. Este tipo de energía está disponible en muchos lugares, por lo que ha tomado popularidad en los últimos años. Además de que no produce ningún tipo de emisión de efecto invernadero y no contamina el aire ni el agua. 

Energía hidroeléctrica:

La energía hidroeléctrica se obtiene a través de la energía generada por el flujo del agua, aprovechando el potencial energético de ríos y embalses. Se construyen presas donde se acumula el agua en un embalse y se libera de manera controlada, para que el agua pase por unas turbinas que, con el flujo, generan electricidad. Esta forma de energía limpia es una de las más antiguas y más utilizadas a nivel mundial, sin embargo, este tipo de energía tiene ciertos impactos negativos con el medio ambiente. Esto se debe a que la construcción de presas puede alterar los ecosistemas acuáticos y causar la pérdida de hábitats. 

Energía de biomasa:

La energía de biomasa es obtenida a partir de la materia orgánica, como plantas, desechos agrícolas y forestales, residuos animales y microorganismos. El proceso de obtención de este tipo de energía empieza por la combustión o descomposición de la biomasa, lo cual libera calor que puede ser aprovechado para utilizarse como electricidad, calor o biocombustibles. Esta energía es considerada una energía renovable ya que con la gestión adecuada de recursos puede ayudar a reducir la dependencia de los combustibles fósiles. Además lo que utiliza son residuos que pueden ser renovados a través de la agricultura. Sin embargo, si no se toman todas las precauciones necesarias y se cuenta con la tecnología necesaria, puede tener un impacto negativo con el medio ambiente debido a su emisión de gases de efecto invernadero.

Energía geotérmica

Por último, existe la energía geotérmica. Esta aprovecha el calor almacenado en el interior de la Tierra y la convierte en energía. La energía geotérmica se obtiene a través de pozos geotérmicos que extraen el vapor o el agua caliente de las capas terrestres para generar electricidad o calor. Esta energía es más común en zonas con alta actividad volcánica o geotermalmente activas. 

Beneficios de las energías limpias

La utilización de energías limpias tienen varios efectos positivos, tanto en el medio ambiente como para la sociedad. El primero se refiere a la reducción de gases de efecto invernadero. Al utilizar energías renovables que no tienen emisiones significativas de gases contaminantes para la atmósfera, se contribuye a la mitigación del cambio climático, reduce el impacto ambiental, y se elimina la dependencia de combustibles fósiles. Esta es otra de las grandes ventajas de las energías limpias, ya que al diversificar la matriz energética, se reduce la dependencia de combustibles fósiles, lo que aumenta la seguridad energética. 

Por otro lado están los beneficios sociales de las energías renovables. La transición hacia un sistema energético basado en energías limpias implica la creación de empleos en sectores como la fabricación, instalación y mantenimiento de paneles solares, aerogeneradores y otros sistemas. Además, estas energías, especialmente la solar y la eólica, pueden ser implementadas a pequeña escala, lo que permite su adopción en comunidades rurales sin la necesidad de grandes estructuras, contribuyendo al desarrollo rural y local. 

Las energías limpias cumplen un papel fundamental en la construcción de un futuro más sostenible. Su utilización permite la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, además de reducir la dependencia de combustibles fósiles, mientras promueve el desarrollo económico y social equitativo. Debido a que existen varias opciones de energías renovables, cada una con sus diferentes características, ventajas y desafíos, es importante continuar invirtiendo en la investigación, desarrollo y políticas que fomenten su implementación a pequeña y gran escala. De esta manera, se darán pasos importantes hacia un planeta más limpio, seguro y sostenible. 

Sofía Rodríguez Buñuel
Linkedin
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Solicita tu estudio solar