Deducción de IRPF por instalación de placas solares en 2022

Todo el mundo sabe que pasarse a las energías renovables es una opción muy ventajosa. Pero no sólo porque nos permite ahorrar en la factura de la luz mientras cuidamos el planeta, sino también porque podemos disfrutar de la deducción del IRPF establecida por el Gobierno con el objetivo de promover el autoconsumo energético y evitar los efectos negativos del cambio climático y las emisiones de CO2. Una deducción que puede llegar a alcanzar el 60% de lo invertido.

¿Qué es la deducción del IRPF por la instalación de paneles solares?

En octubre de 2021 se publicó en el BOE el Real Decreto-ley 19/2021, donde se contempla la deducción de IRPF para la realización de obras de mejora energética en los edificios residenciales. Entre ellas, las instalaciones fotovoltaicas. Con ello se busca incentivar el autoconsumo, de modo que cada vez más personas apuesten por esta forma de consumo de electricidad para sus viviendas.

Según la ley, esta deducción debe pedirse al hacer la declaración de la renta del ejercicio en el que se realizó la inversión y para optar a ella, se deben reunir una serie de requisitos, como ser propietario de la vivienda y que sea una empresa autorizada la que se haya encargado de realizad la instalación. Así pues, si has realizado la instalación antes del 31 de diciembre, podrás disfrutar de la deducción del IRPF por placas solares de 2022 cuando presentes tu declaración de la renta entre abril y junio de 2023.

¿Qué gastos pueden deducirse en el IRPF?

Se considera que son deducibles aquellos gastos que son necesarios para la realización de las obras, incluyendo:

  • Honorarios profesionales.
  • Gastos de redacción de proyectos técnicos.
  • Gastos de ejecución de obras o instalaciones.
  • Dirección de obras.
  • Inversión de materiales y equipos y otros costes que sean necesarios para su desarrollo.
  • Emisión de los certificados de eficiencia energética que correspondan.

No obstante, hay que tener  en cuenta que no se aplicarán estas deducciones cuando la obra se lleve a cabo en las partes de la vivienda donde se lleve a cabo una actividad económica; o en trasteros, plazas de garaje, parques, jardines, piscinas, instalaciones deportivas u otros lugares similares. Y tampoco se incluirán costes relacionados con la sustitución o al instalación de equipos que empleen carburantes de origen fósil.

Te interesa: Deducciones en el IRPF al instalar placas solares

¿Cuál es la deducción del IRPF por placas solares en 2022?

La cantidad que podemos deducirnos en el IRPF por placas solares puede ser más alta o más baja en función de las características de la obra y del propietario.

  • Aquellos propietarios que realicen obras de mejora en su vivienda habitual o en una propiedad destinada al alquiler que se utilice como tal, pueden deducirse hasta un 20% de lo invertido con un máximo de 5.000 euros.
  • Si puedes demostrar que las obras de instalación realizadas han supuesto un ahorro del 30% en el consumo de energía no renovable, podrás deducirte hasta un 40% de la inversión en el IRPF o 7.500 euros al año.
  • La mayor deducción de la que puede disfrutarse es del 60% de lo invertido, con un máximo de 15.000 euros anuales. Pueden beneficiarse de ella aquellos propietarios de edificios de uso residencial que lleven a cabo obras de mejora de la eficiencia energética. Para ello, es necesario demostrar que el edificio ha obtenido la calificación energética A o B o que el consumo de energías no renovables se ha visto reducido en un 30%.

Solicita tu estudio solar