Skip to main content

Las casas autosuficientes son un nuevo concepto de vivienda que ha ido cobrando cada vez más fuerza en los últimos años. Y es que, gracias a ella, no necesitamos estar conectados a la red eléctrica, sino que podemos producir nuestra propia energía y disfrutarla según nuestras necesidades. Ahorrando así hasta un 75% de energía a escala doméstica.

En un momento en el que la transición energética se ha convertido en una pieza clave para luchar contra el cambio climático, cada vez es más importante invertir en energías verdes y renovables que sean limpias en su producción, reduciendo así la emisión de CO2 a la atmósfera.

Te interesa: Todo sobre las placas solares fotovoltaicas en 2022

¿Qué es una vivienda autosuficiente?

Las casas autosuficientes son viviendas que consumen la menor cantidad de energía posible o que incluso no requieren de ninguna fuente de energía para satisfacer las necesidades de los inquilinos que viven en ellas. Es capaz de abastecerse de energía por sí misma mediante energías renovables para calentar el agua o poner en funcionamiento el sistema de calefacción, aprovechando recursos como el viento, el sol o la lluvia. Es lo que se conoce también como “casas passivhaus”

Están diseñadas para reducir las necesidades de calefacción/refrigeración e iluminación. Normalmente, cuentan con su propia en agua y electricidad, tienen alcantarillado fuera de la red y, en algunos casos, permiten a sus residentes cultivar sus propios alimentos. 

No obstante, para que la demanda de energía sea baja, no basta con controlar los hábitos de consumo, sino que la construcción también tiene que estar ubicada y aislada con el objetivo de aprovechar al máximo los recursos. Por regla general, poseen un diseño bioclimático que garantiza el confort con un mínimo de consumo energético.

Pero además de autosuficientes, algunas de estas viviendas pueden ser también ecológicas. A menudo se construyen con materiales reciclados y de origen local de acuerdo con los principios de la construcción ecológica y respetan el entorno en el que se encuentran ubicadas, tanto durante la construcción como después de la misma. Responden a un diseño bioclimático y respetuoso con el medio ambiente.

Ventajas de las casas autosuficientes

  • Ahorro energético: además de autoabastecerse de su propia energía, las casas autosuficientes son capaces de reducir hasta en un 75% el consumo de calefacción y refrigeración. Y es que este tipo de edificaciones están diseñadas para mantener una temperatura más constante y agradable en el interior.
  • Respetuosas con el medio ambiente: al utilizar energías renovables, estas viviendas consumen menos que las casas convencionales, lo que reduce la dependencia de las energías contaminantes. La huella ambiental que producen es casi nula.

¿Cómo tener una casa autosuficiente?

Para que una casa sea autosuficiente, debe producir la mayor parte de la energía que consume de manera autonóma. Para lo cual, es fundamental que la vivienda disponga de una instalación con placas solares, por ejemplo, ya sea aislado o conectado a la red. 

Pero además, hay otros elementos como la calefacción, la ventilación, el aislamiento térmico o las puertas y ventanas, que también influyen en la cantidad de energía que se consume, pudiendo llegar a lograr que la viviendas sea 100% autosuficiente. Por ejemplo, con un buen aislamiento térmico de la casa puede conseguirse calefacción pasiva. Esto es posible gracias a la ventilación mecánica, a unas buenas puertas y ventanas y a un buen aislamiento de los muros.

Energía Solar: la clave de las casas autosuficientes

Obviamente, las casas autosuficientes son una excelente opción para adaptarse a formas de vida más sostenibles. Por suerte, no tienes que comprar o construir una casa nueva para ser autosuficiente. Hay muchas maneras de hacer que tu hogar sea autosuficiente.

Si bien la extracción de agua de manera independiente no es poco común, el acceso a energía eléctrica de forma independiente no es algo que todo el mundo conozca en profundidad. Fácilmente uno puede imaginar que es más complejo de lo que es en realidad. Lo cierto es que cualquier persona puede construir su propio sistema.

Hemos desglosado el proyecto de diseñar su propio sistema fotovoltaico fuera de la red en cinco pasos lógicos. Al final del proceso, cada uno proporcionará la siguiente base y al final del proceso debería tener un sistema fotovoltaico fuera de la red totalmente funcional y listo para proporcionar energía renovable a tu hogar. Por lo general, la empresa que contrates para realizar la instalación, se ocupará de todo, de principio a fin.

Hay que calcular la energía necesaria para poder mantener tu casa

Debemos conocer las necesidades energéticas reales que tenemos en base a las instalaciones. Podemos sumar la energía que necesitan nuestros principales electrodomésticos para tener una idea aproximada de la demanda energética de nuestro hogar.

Se puede determinar fácilmente, usando una calculadora solar, que sistema mejor satisface nuestras necesidades.

Ten en cuenta el tipo de sistema

Hay varios tipos principales de sistemas de energía solar, incluidos CC, CA, CA híbrido y CA con respaldo de generador. Cada uno proporciona energía verde para situaciones ligeramente diferentes y cada uno tiene fortalezas y debilidades.

Un sistema solar de CC es principalmente para casas de vacaciones, edificios anexos e instalaciones más pequeñas con bajos requisitos de energía.

Un sistema solar de CA es capaz de alimentar más electrodomésticos y manejar mayores requisitos de energía. A menudo se utilizan en hogares sin conexión a la red e instalaciones más grandes.

También puede crear una combinación híbrida de sistemas de CA y CC que pueda equilibrar tanto las fortalezas como las debilidades de las configuraciones individuales de CA y CC.

Implementación

En base a las necesidades determinadas anteriormente, podemos conocer la cantidad de energía que necesita generar para vivir con éxito fuera de la red.

Considere el techo o la posición de instalación, las horas de luz del día por día, el requisito de energía promedio durante todo el año, si necesita generar energía en invierno, así como en primavera y verano.

Realice un cálculo que le deje un margen significativo. Evalúe las horas de sol mínimas por día para su parte del mundo y calcule los requisitos de su panel solar en función de eso.

Almacenamiento: baterías

Una vez que sepa cómo planea usar su sistema de energía solar fuera de la red y qué tipo de sistema va a tener, necesita construir suficiente almacenamiento para que la energía que genere no se desperdicie. Ahí es donde entra en juego su banco de baterías.

Primero, considere el uso del sistema de energía solar fuera de la red. ¿Se usará todos los días? ¿Solo necesitarás energía los fines de semana o durante las vacaciones? ¿Necesitará un flujo constante de energía para mantener los electrodomésticos?

Los casas autosuficientes que son residencias permanentes pueden necesitar bancos de baterías de 24 V o 48 V para poder suministrar suficiente energía para hacer funcionar la propiedad.

Luego está la capacidad. Su banco de baterías debe superar el potencial generativo de sus paneles solares en un 10-15 %. Esto es para garantizar que se desperdicie la menor cantidad de energía posible.

Instalación de su sistema de energía solar fuera de la red

Una vez completado todo el proceso de planificación de sus soluciones energéticas es el momento de configurarlo todo. La instalación de un sistema de energía solar para casas autosuficientes es sencilla pero su instalación adecuada asegura la durabilidad y el rendimiento. 

Los paneles solares montados en el suelo son los más fáciles de instalar, pero también ocupan espacio en el jardín. Los montajes en el techo son más desafiantes pero usan espacio muerto en el techo. La conveniencia de uno u otro está dada por los ángulos de colocación y las sombras en su entorno. No existe una opción que sirva para todos y hay que ver caso por caso como lograr los mejores resultados. Es por esto que las empresas de colocación proveen un servicio importante.

Solfy
Últimas entradas de Solfy (ver todo)
Solicita tu estudio solar