El futuro de las energías limpias y renovables en 2023

Para el año 2023, se prevé que casi un tercio de la electricidad de todo el mundo procederá de energías renovables, representando la energía solar fotovoltaica casi el 60% del aumento previsto. Seguida de la energía eólica (309 GW), la energía hidroeléctrica (121 GW), la energía eólica marítima (43 GW) y la bioenergética (41 GW).

Un escenario impulsado en gran medida por la reducción de los precios de producción, el aumento de la preocupación por los efectos del cambio climático, la mayor presión de los inversores en empresas para implementar políticas sociales, ambientales y de gobernanza y la evolución de las políticas energéticas globales.

Aunque hasta no hace mucho, las energías renovables eran una alternativa todavía costosa en comparación con otras opciones, para el año 2023 será una buena estrategia comercial. De hecho, las tecnologías que parten de la solar son las que mayor proyección tienen a corto plazo. El boom del autoconsumo es una realidad y se espera que vaya en aumento. Pero, ¿cómo se reinventará el sector?

Principales predicciones de energías renovables para el 2023 en el mundo

El futuro de la energía solar es prometedor

Aunque se redujo ligeramente debido a la tensión geopolítica y a la incertidumbre comercial, la potencia solar seguirá aumentando en los próximos años, llegando a superar un teravatio de energía solar en el planeta.

Nada malo para la energía eólica

La energía eólica seguirá aumentando, con mayores capacidades de almacenamiento desarrolladas concretamente para la energía eólica marítima y terrestre, contribuyendo a mejorar la productividad y la rentabilidad de estos proyectos. El 50% de las inversiones mundiales en energía eólica para el año 2023 se destinará a proyectos y tecnología extraterritorial.

El almacenamiento tendrá el lugar que merece

El almacenamiento tendrá su merecido lugar, convirtiéndose en un elemento esencial para el año 2023, lo que ayudará a mejorar la fiabilidad y la resistencia de los sistemas  de producción de energía cada vez más centralizados. La implementación de distintas soluciones de almacenamiento energético, incluyendo las baterías de larga duración para la inclusión de energías renovables en el ámbito de los servicios, se verá incrementada al menos en un 30% para 2023.

Se dispararán las inversiones en tecnología limpia

Continuando con un ciclo de resultados poco halagüeños, el capital riesgo y la equidad privada volverán al espacio de tecnologías limpias. Ya sea denominada como tecnología climática o tecnología limpia, el impulso legislativo, científico y económico para estas tecnologías disfrutará de una inversión privada mundial de 600.000 millones de dólares para el año 2023.

Te interesa: Ayudas y subvenciones disponibles en 2022 para instalar paneles solares

Continúa la convergencia energética

Las empresas de recursos naturales, desde la minería hasta el gas y el petróleo, seguirán invirtiendo en sistemas de energías renovables y limpias, incluyendo la captura, retención y uso de carbono, tanto con el objetivo de reducir la contaminación como para diversificar sus carteras. Para el año 2023, veinte de las principales empresas de petróleo y gas se unirán a la Iniciativa Climática de Petróleo y Gas.

Solicita tu estudio solar