Consejos para alargar la vida de tu instalación fotovoltaica

Tu instalación fotovoltaica, al igual que el resto de instalaciones o aparatos eléctricos que puedas tener, necesitan que se les aplique un buen mantenimiento para evitar problemas y, a la vez, alargar su vida útil. En el caso de las placas solares es aún más sencillo, porque no precisan de un mantenimiento muy frecuente para poder conseguirlo.

A continuación, desde Solfy, te damos 3 consejos infalibles para que puedas alargar al máximo el buen funcionamiento de tu instalación.

¡Toma nota!

Utiliza elementos de calidad para tu instalación fotovoltaica

No todas las placas solares, ni los diferentes elementos que se utilizan, tienen la misma calidad.

Por eso, el principal consejo que vamos a darte es que, antes de llevar a cabo tu instalación, te asegures de que estás contratando una instalación con garantía y calidad como la que te ofrecemos en Solfy.

Limpia tus placas solares

No deberás hacerlo con mucha frecuencia, solo cuando las condiciones ambientales de la zona en la que estén instaladas hagan que sea necesario. Por ejemplo, si hay una gran nevada. En ese caso, tus placas quedarán cubiertas de nieve y no podrán captar la energía solar, por lo que no podrán traspasarla al inversor para que se convierta en electricidad y éste pueda repartirlas por todo tu hogar. O si la instalación se encuentra en una zona con árboles frondosos, las hojas caerán sobre las placas solares y harán que sea más difícil que puedan captar la energía del sol, por lo que reducirán su efectividad. Si hay mucho polvo, se han acumulado excrementos de animales… Sea como sea, salvo situaciones como las mencionadas anteriormente, la limpieza deberías llevarla a cabo, como mínimo, una vez al año.

Para limpiar las placas solares solo necesitas agua, un lavavajillas no corrosivo y una esponja suave. Deberás primero mojar las placas, aplicar el jabón y con la esponja suavemente retirar los elementos que interfieran y estén ensuciando las placas solares. Posteriormente, aclarar con abundante agua para eliminar cualquier resto de jabón.

Te interesa: Mantenimiento y limpieza en las instalaciones fotovoltáicas

Es importante que lleves a cabo la limpieza en días nublados y sin viento. Por tu seguridad y para la máxima optimización de las placas solares.

Revisa todos los elementos

Pese a que la limpieza es importante, también deben revisarse el resto de elementos como:

  • Los paneles fotovoltaicos, para comprobar que no hay roturas ni desperfectos.
  • El inversor, para ver que el cableado esté en buenas condiciones y funcionando a la perfección.
  • Las baterías, para verificar que el nivel de electrolito sea el adecuado.
  • El contador, en este caso es aconsejable verificarlo como mínimo 4 veces al año para comprobar que no hay fallos.
  • Los soportes de la instalación fotovoltaica, para garantizar que no hay corrosión, deformaciones, grietas, que los tornillos no estén sueltos…

Esta revisión no debe ser muy frecuente, salvo en el caso del contador y, a no ser que detectes algún problema en la eficiencia de las placas solares, con una o dos veces al año será suficiente para poder garantizar el buen funcionamiento de tu instalación fotovoltaica.

Como puedes comprobar, alargar la vida útil de tu instalación fotovoltaica es fácil y no requiere de mucho esfuerzo ni dedicación por tu parte. Así que ponte a ello y consigue el máximo rendimiento para tus placas solares.

Solicita tu estudio solar